Centinelas encuentran el cadáver de una tortuga laud

Un grupo de voluntarios del Programa Centinelas encuentra el cadáver de una tortuga laúd, ayer jueves catorce de noviembre, cuando estaban analizando su tramo en Somo.

Los voluntarios divisaron algo extraño en el puntal de Somo que denominaron como un gigante en la arena. Tras analizar en detalle el cuerpo se llegó a la conclusión de que se trataba del cadáver de una tortuga laúd en avanzado estado de descomposición.

La tortuga laúd (Dermochelys coriacea), es la tortuga más grande del mundo y puede llegar a vivir hasta 80 años. Se puede identificar por tener un caparazón flexible cubierto por piel y carne grasa con crestas que lo recorren logintudinalmente. Este caparazón, en forma de lágrima dota a esta especie de un gran hidrodinamismo. Su color es oscuro con manchas blancas y rosadas y las hembras se pueden diferenciar de los machos por su mayor tamaño y una característica marca rosa en la parte superior de la cabeza. Posee dos grandes aletas laterales que pueden llegar a alcanzar los dos metros de longitud.

 

logo cantabria

cima

acem

costa quebrada

ambientalia