Centinelas contra las basuras marinas en las playas (Convenio OSPAR)

Desde que Centinelas nació, allá por el 2011, teníamos claro que queríamos desarrollar un programa de voluntariado que “sirviera para algo”. Nos explicamos. Trabajar en el medio natural es para pacientes. Se basa en el “pasito a pasito” o en el “piensa globalmente, actúa locamente”. Eso hace que nuestras actuaciones en este campo, en muchos casos, tengan unos efectos difíciles de observar y por tanto, a veces, cuesta mantener la motivación.

Así que, desde nuestros inicios, teníamos claro que no queríamos ser una iniciativa únicamente local. Queríamos aunar esfuerzos a nivel internacional para que nuestros gestos se unieran a los de otros y tuvieran un mayor valor e impacto. Por este motivo, nos animamos a implantar el programa Coastwatch en Cantabria bajo la denominación de Centinelas. Podríamos compartir resultados y esfuerzos con un grupo que desarrolla la misma metodología en el resto de Europa. Este voluntariado, como muchos sabéis, consiste en una inspección al año (habitualmente durante el mes de Octubre), gracias a la cual, recopilamos datos, que después analizamos, remitimos a la coordinación europea y divulgamos entre voluntarios y medios de comunicación.

Pero muchos Centinelas nos reclaman algo más. Además desde nuestra parte, sentimos la necesidad de hacer un esfuerzo mayor en la lucha contra las basuras marinas. La situación es más que alarmante y queremos unirnos a la marea internacional que se está movilizando en este aspecto. Hay que hacer más. Tenemos que hacer más. Pero queremos mantener nuestros principios, por lo que hemos decidido implantar otros dos programas de voluntariado (realmente un programa incluye a otro) en un punto concreto de nuestro litoral:

Ambos están avalados por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, dentro del Convenio para la protección del medio marino del Atlántico Nordeste de 1992 (Convenio OSPAR). Mecanismo por el que 15 países de las costas más occidentales de Europa cooperan junto con la Comisión Europea para proteger el medio marino en la región.

Son Programas de ciencia ciudadana, 100% compatibles con la actividad de Centinelas, que sirven para recoger datos para poder interpretar y comparar la situación en las diferentes playas. Implica la realización de 4 muestreos anuales durante al menos, 4 años de una playa en concreto. Este seguimiento uniformizado y estandarizado permite garantizar la calidad de los datos que se generen, y el tratamiento de los mismos proporcionará información sobre cantidades, tendencias y fuentes de contaminación marina. > Esta información ayudará a tomar medidas de mitigación efectivas y evaluar la efectividad de la legislación y normativa existente.

Ahora solo nos queda animaros a uniros a esta nueva aventura.

Especialmente dedicada para todos aquellos que nos demandáis “algo más que una inspección al año”, que queréis implicaros un poquito más en el cuidado y vigilancia de nuestra costa.

Esta es la ocasión. Os iremos informando sobre estos Programas de Voluntariado en las próximas semanas: jornadas de muestreo prevista, cómo apuntaros y en qué consiste exactamente.